Las Pirámides y la Constelación de Orión - FDM - Foros del Misterio

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Albert Lord

  • FDM: La Revista Digital
  • Sexo: Masculino
Las Pirámides y la Constelación de Orión
Una conexión astronómica y estelar
« en: 10 de Diciembre de 2011, 18:56:15 »
 :knight:  “La relación entre las estrellas del Cinturón de Orión (Zeta, Epsilon y Delta Orionis) es evidente y existe una conexión astronómica y estelar”. Robert Bauval, ingeniero y escritor nacido en Alejandría (Egipto), encontró además características similares entre las tres estrellas del Cinturón de Orión y las tres Pirámides. Ateniéndonos a la correlación existente entre la Constelación de Orión y la vista aérea de las Pirámides de Gizeh, el ingeniero Robert Bauval insiste en la existencia de una relación de alineación astronómica entre ambas, entre la imagen del cielo y la imagen de la Tierra en Gizeh durante el año 10.500 a. C. Según su teoría:

-Las tres estrellas están alineadas en dirección sudoeste mientras cruzan el meridiano.

-Las tres Pirámides están alineadas en dirección sudoeste orientadas al meridión.

-La estrella más alta, Delta Orionis, está ligeramente desviada hacia el Este de la diagonal que proyectan las otras dos     estrellas.

-La Pirámide del Sur, Micerinos, está ligeramente separada hacia el este con respecto a la línea diagonal proyectado por las otras dos pirámides.

-Delta Orionis es también mucho menos brillante que las otras dos estrellas, las cuales son de una magnitud muy similar (2.20, comparado con 1.70 y 1.79).

-La Pirámide de Micerinos es también mucho más pequeña que las otras dos pirámides las cuales son de una altura muy parecida (65 metros, comparado con 147 y 143 metros).

-La estrella del centro, Epsilon, se encuentra casi equidistante a las otras dos estrellas.
La Pirámide del medio, la de Kefrén, es casi equidistante a las otras dos pirámides.
 
 En los Textos de las Pirámides la Vía de Agua Sinuosa era vista como el homólogo celeste del Nilo. La sinuosidad del Río Nilo describe perfectamente los movimientos de la Vía Láctea con respecto a la Tierra. Más aún, la alineación sudoeste de las tres estrellas relativo al eje de la Vía Láctea cuadra con el alineamiento sudoeste de las tres Pirámides relativo al eje del Nilo. También es sorprendente que la distancia de las estrellas con respecto al eje de la Vía Láctea cuadra en igual escala con la distancia de las pirámides con respecto al eje del Nilo.

  Para Robert Bauval estos son elementos sólidos que indican una relación directa entre el Cinturón de Orión y las Pirámides de Gizeh. “La posición de estas estrellas con los canales de la Gran Pirámide apuntan directamente al año 10.500 a C, la misma fecha estimada de edad para la Esfinge, en la Era del León. La relación existe, no puede negarse que hay una correlación entre la imagen del cielo y la imagen de la Tierra en Gizeh para la época del 10.500 a C, fecha dada a través del software especialmente diseñado para el movimiento de las estrellas denominado “SkyGlobe.Diversos”. Hay factores que se interrelacionan en esa fecha para conmemorar el tiempo primigenio.

   En el año 2500 a.C. el canal Sur de la Cámara del Rey apuntaba a Zeta Orionis, la estrella más baja del Cinturón de Orión. Utilizando el software citado se comprobó que el punto bajo se alcanzó hacia el año 10500 a. C. cuando el Cinturón de Orión se encontraba a unos 10 grados por encima del horizonte. En el año 2500 a. C. el ángulo de las tres estrellas del Cinturón de Orión eran de unos 73 grados con el meridiano, sin embargo el ángulo de las tres pirámides era de 45 grados. Para el año 10500 a. C. el ángulo de las estrellas de Orión eran muy próximos a los 45 grados. La relación se repetía.  También en la Esfinge se comprobaba la relación de alineación astronómica. Entre sus patas existe una inscripción que dice el lugar del tiempo primigenio. La Esfinge mira al Este, lugar donde el Sol se levanta cada mañana. La estrella Zeta Orionis del Cinturón de Orión cruzó el meridiano en el año 10500 a. C., lo que significa que el punto vernal (lugar que ocupa el Sol en el cielo en los equinoccios) estaba sobre el horizonte justo en el Este, en perfecta alineación con la Esfinge.

  Asimismo, la constelación zodiacal de Leo estaba localizado hacia el Este. Sin duda alguna, la Esfinge estaba apuntando hacia el Cinturón de Orión en el año 10500 a. C. cuando se encontraba en su punto más bajo en el meridiano sur en plena Era del León”. Para el escritor y egiptólogo Robert Bauval todos estos datos no pueden ser atribuidos a la casualidad. “Son demasiados los factores que se interrelacionan entre sí. Existe y sigo convencido de que los antiguos que diseñaron Gizeh intentaron fijar una fecha para conmemorar el tiempo primigenio o la Edad de Osiris y que esta fecha fue alrededor del año 10500 a. C. Hoy sabemos que todo lo que existe en la meseta de Gizeh, Pirámides y Esfinge, nos describe el Universo tal y como lo vieron sus constructores. El año 10.500 a. C. y más atrás aún según otros estudios científicos, nos marcan el inicio de una civilización perdida que nos dejaron sus huellas a través de sus monumentos y escritos, certificando la relación estelar con el Hombre de aquellas épocas, verdaderos profesionales en Arquitectura, Astronomía y Tecnología.

  Protagonistas vivas, la Esfinge, las Pirámides de Kheops, Kefrén y Micerinos (o Khufu, Khafre y Menkaure) son testigos de varias civilizaciones, una perdida en la noche de los tiempos, junto a la faraónica, la griega, la romana. Hoy sabemos que todo lo que existe en la meseta de Gizeh, Pirámides y Esfinge, nos describen el Universo tal y como lo vieron sus constructores.
(Archivo Personal)

 

Desconectado Moreau

  • Expert@
  • Sexo: Masculino
Re: Las Pirámides y la Constelación de Orión
« Respuesta #1 en: 10 de Diciembre de 2011, 23:08:58 »
Con todos los respetos, esto está comprobado más falso que un € de cartón. Por favor actualizad vuestros datos.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Correlación de Orión es una conjetura formulada por Robert Bauval y Graham Hancock a mediados de los años 90, en su libro The Orion Mystery, Unlocking the Secrets of the Pyramids (El Misterio de Orión, descubriendo los secretos de las pirámides). Estos autores afirman que las pirámides de Guiza representan la imagen del cinturón de Orión en la superficie terrestre basándose en los supuestos conocimientos de los autores de la astronomía egipcia aplicados al diseño y emplazamiento de las pirámides, considerando estas construcciones como enormes tumbas orientadas hacia las estrellas (dioses) para un mejor paso de los faraones a una vida después de la muerte, de acuerdo a la religión del Antiguo Egipto. Sólo los autodenominados investigadores heterodoxos han aceptado esta teoría.

Crítica

Sin embargo, desde un punto de vista científico, no es más que un asunto sin importancia o casual. Además, la configuración estelar de la constelación de Orión es de origen mesopotámico, y sólo fue conocida en Egipto miles de años después, durante la dinastía ptolemaica. Para los egiptólogos y astrónomos es una mera divagación sin ningún rigor científico, que muestra la ignorancia de los autores sobre la astronomía y arqueología egipcias, pues los egipcios agrupaban las estrellas de diferente forma, asociadas a diferentes imágenes y con distinta denominación.

La correlación de Orión

Las pirámides

Los autores afirman que lo que esta teoría propone va más allá de ser una simple coincidencia astroarqueológica. Dicen que las tres pirámides de Guiza (pertenecientes a los faraones Keops, Kefrén y Micerinos de la IV Dinastía) están alineadas con gran exactitud, pese a su monumentalidad, con el cinturón de Orión, es decir, forman una imagen de sus estrellas en la tierra. En la actualidad esto no es exacto: las tres estrellas de Orión forman un ángulo que difiere por unos pocos grados con el que forman las pirámides. Pero, si se calculan los cambios precesionales del cinturón de Orión a lo largo de los siglos, se comprueba que hubo un momento en que estas tres estrellas estuvieron alineadas exactamente igual en relación a la Vía Láctea que las pirámides en relación al río Nilo: hacia el 10.500 a. C. Robert Bauval realizó estos cálculos, que muestra en su libro "El misterio de Orión", y especula con la posibilidad de que sea en esta época en la que se concibió el proyecto maestro de las pirámides de Gizeh. Van más allá incluso, planteando que: no sólo estas últimas están dentro de la correlación de Orión, sino que también el resto de pirámides (construidas la mayoría en dinastías posteriores) tienen su imagen en el cielo; estas pirámides son las de Dahshur, Abusir, Zawyet el-Aryan y Abu Roash.

La Gran Esfinge

Afirman, por otra parte, que hace doce milenios, la Esfinge de Guiza fue construida representando el cielo de esa época y estaba basada en la dirección del punto vernal de la tierra que apuntaba directamente hacia la Constelación de Leo y milenios antes a la de Virgo (representado por la mujer), por lo que la esfinge es nada más y nada menos que mitad león, mitad mujer. Además, argumentan que han encontrado marcas en la Esfinge que muestran una erosión por agua de lluvia. Durante la última glaciación que también data de esa época en la cual el Sahara era un auténtico vergel, donde llovía a menudo hacia el año 10500 a. C.

Crítica

Los egiptólogos sostienen que la Gran Esfinge fue esculpida en el siglo XXV a. C., formando parte del complejo de la pirámide de Kefrén, y que su rostro puede representar la del propio faraón.

Las configuraciones estelares de la constelación de Leo y Virgo son también de origen mesopotámico, conocidas en Egipto durante la dinastía ptolemaica, miles de años después.

El cinturón de Orión y la Egiptología

Ernest Wallis Budge, en su obra Los dioses de los egipcios, estudia las agrupaciones estelares egipcias de los techos astronómicos del Valle de los Reyes: estaban clasificadas en 36 o 37 grupos llamados decanos (diez días).1

El decano número 36, sȝḥ (sah), que comparte algunas estrellas con la constelación mesopotámica de Orión, está representada por dos barcas, en las que viajan un niño, dos deidades femeninas y una serpiente. Entre ellas solo figuran dos estrellas: supuestamente, las del "cinturón de Orión" mesopotámico.2

En ninguna representación conocida aparecen las tres estrellas del "cinturón". Difícilmente podrían alinear sus construcciones con agrupaciones de estrellas que desconocían o no las consideraban relevantes.

http://es.wikipedia.org/wiki/Teoría_de_la_correlación_de_Orión




Desconectado Pedro33

  • Habitual
  • Sexo: Masculino
Re: Las Pirámides y la Constelación de Orión
« Respuesta #2 en: 11 de Diciembre de 2011, 01:13:06 »
Muy buena coreccion Moreau :thx:

Desconectado serpientes72

  • Expert@
  • Sexo: Masculino
Re: Las Pirámides y la Constelación de Orión
« Respuesta #3 en: 11 de Diciembre de 2011, 10:42:07 »
Algunos, la verdad aun sabiendo que es falso...... siguen y siguen. :facepalm:

Desde luego la otra teoria es mas chula. Gracias Moreau

Desconectado mayy22

  • Novat@
  • Sexo: Femenino
    • 22Mayy
Re: Las Pirámides y la Constelación de Orión
« Respuesta #4 en: 11 de Enero de 2012, 01:44:53 »
Yo creo que podrían ser coincidencias......eran místicos pero lo de las constelaciones....no se yo   ???